Déjanos un comentario :D

jueves, 24 de mayo de 2012

Konami E3 Battle ¡¡Empieza la Batalla Real!!

Buenas a todos. ^^

 Como bien dije en la entrada anterior sobre este tema, se debía votar antes del 22 a las 9pm pero que se debería volver para que empezase la batalla real el 23.

Pensé que se votaría del mismo modo y en un mismo día te darían las votaciones, pero ¡no!

Ahora va por Rounds y por días. Cada round va por fases y la primera dura 4 días, pues va por grupos. Y supongo que será así hasta que termine. Una semana durará fijo pero no sé cuánto más, supongo que no mucho. Aunque ya se aseguran de que seamos constantes si queremos votar a 'los nuestros'. ;)

Y ahora se está 'celebrando' el primer Round con los 8 primeros combates y el sistema también es distinto y más vistoso.
Ejemplo:



Así que ¡votad! y recordar que debéis estar en Facebook.
Konami E3 Battle

Yo estaré aquí poniendoos al día de este evento, nombrando los combates, el día de los rounds, el ganador (cuando se sepa), y estará todo en una "entrada/página" aparte que iré actualizando.

Konami E3 Battle Torneo&Resultados

Como veréis, arriba de las entradas del blog, estará el link con el título de esta entrada. Sólo debéis clicarle para verlo.

¡Nos vemos Suikofans!



lunes, 21 de mayo de 2012

Preguntas y Respuestas #12

Saludos a todos.

Aquí traigo otra ronda de preguntas. ;)

Por cierto, un detallito que en estas entradas anteriores se me ha olidado mencionar. Hace ya un tiempecito conseguí que en Firefox, también funcionase el buscador y se pudiera copiar los códigos que hay en los recuadros, por si alguien no se percató y/o no lo sabe. ;)

Y ahora ¡las preguntas y respuestas! :3


Suikoden Fic


Sei. ¿Qué personaje o personajes son tus favoritos del fic?

Descarto quienes representan amigos porque no puedo escoger entre ellos. xD Todos, con su forma de ser, hayan pros y contras, me gustan y tienen su papel importante.

Ahora, de los que he creado yo. Muchos los tengo en mente pero por no haber salido en el fic aún no ha resaltado su personalidad y no les he cogido aprecio del mismo modo que los que sí he forjado. xDDD Alguno que otro, que a saber cuándo saldrán, pues creo que son interesantes y me gustan.
Pero de los que sí he forjado, Aideen es una de ellas aunque ya de mucho antes (porque ya lo cree antes) me encanta Kyohaku Nagasaki. También me gustan mucho, aunque no hayan salido aún pero también los cree antes, son dos amigos del estratega que ya saldrán. ;)
Con Carlina me río bastante yo sola. xDDDD

Por otro lado, Borja, aunque lo haya querido hacer para que se haga odiar, me gusta. No si me encontrara en persona alguien así. xD Pero sí como creadora suya y el papel que está haciendo. :3 Su grupito con Fernan, Jasón y Alaya también lo encuentro interesante. =D
Así como David, quien acompaña a Sasarai.

¿Te gustaría que lo de tu fic pasase en la vida real? xDDD -Scath-

xDDDDD ¿TODO lo del fic? Hombre, muchas injusticias ya pasan actualmente, que las he sacado de nuestro día de hoy. Si te refieres a una guerra, pues hombre, gustar no me gusta, ni la veo necesaria. Pero algo habrá que hacer para que todo en sí mejore. :S
Y supongo que será eso, porque aquí no hay runas y este mundo no es como el de Suikoden. xDDDDD

Las hojas que ocupa tu fic son reales? Si me copiase tu fic en un word me ocuparía lo mismo? -Scath-

xDD ¡¡¡¡Reales son!!!! Porque si ves que el archivo tiene 20 páginas, son 20 e imprimirás 20.
Ahora bien, entremos en detalles:
·Yo escribo en la Vista Diseño Web que me gusta más que el de Impresión porque además es más ancho. Pero así tal como está escrito, en impresión queda un poco mal. porque se achica todo y bueno, los márgenes los he modificado y queda un poco antiestético. xD
Supongo que escribir en hojas para imprimir con sus márgenes y todo, podría ser más cantidad de hojas. Pero entonces entramos en este interesante detalle:
·La Font que uso es Monotype Corsiva y al 18. Me va genial ese tamaño para esa letra, la 14 y la 16 se ven bien, pero como es algo cursiva la letra, en pequeño no me gusta mucho como queda (risas) y en el 12 menos. Pero si el mismo texto, con el mismo tamaño, lo pasamos a Times New Roman por ejemplo, se ve más grande que la que uso. Por eso con la que escribo está al 18. xD

Pero si, ya sea con esa letra u otras, las pones a tamaño como un libro, 10-12?? por supuesto el número de hojas baja que da gusto, como 10-15. xD

Supongo que, viéndolo de esta forma, lo que yo veo 20 páginas, en verdad es mucho menos. xDD
Hmmm las apariencias engañan mon ami... =O


Suikoden General

Una pregunta tonta creo... xD Pero, ¿Tienes idea de si se puede vitar la muerte de Ted en Suikoden I?

ToT ojalá se pudiera evitar mon ami!!!! ¡¡Ojalá!! Pero siendo parte de la historia es imposible. Aunque quisieras que contra la mujer hormiga esa del principio, él no usase su runa para no ser descubierto por Kanaan, que le delató, Ted la usa por amor al arte. xDDDDD
Igual pasa con otros personajes que mueren y no quieres que pase. T_T
El único que puedes... evitar no, porque muere xD pero resucitar es a Gremio y ya, por ser una Estrella del Destino.


Sei. ¿Qué personajes han sido más difíciles de reclutar, de la saga en general?

Pues........ Lo pondré por juego. xD

Suikoden I: No recuerdo nadie que sea complicado, pero desde luego con Clive hay que tener paciencia para que te salga en la posada de Rikon, saliendo y entrando hasta que le dé por aparecer... xD Pero desde luego para eso ya tienes que saber que ahí aparece él, porque como aparece 1 de cada 100 veces, como aquel que dice, si es tu primera vez que juegas y sin informarte...... xD

Y creo que ya está, porque si eres de los que viajan y se adentran en cuevas y tal encuentras a pj's como Crowley y Pesmerga, que no son difíciles, pero necesitas más estrellas del destino.

Suikoden II: De hecho es el juego en el que han complicado más que se te unan, incluso alguno, depende de lo que digas, ya te quedas sin. xD Pero me encanta.
Mukumuku no es difícil, pero para tenerlo jugando la 1a vez, una de dos, o ya te has informado de cómo reclutarle, o eres el típico curioso que investiga todo antes de seguir con la historia clicando a todo las veces que haga falta. xDDDDD Y luego, reclutar a su equipo, no es difícil, pero según quizá más paciencia.
Con Abizboah me pasó algo similar, porque no sabía que había un pulpo y cuando lo supe me costó hallarlo. ( luego saber que tiene familia xD).
Tetsu, el de los baños, me tocó bastante la moral hasta saber que cierto item debía usarlo en los pj's que llevaba (como el que usa pociones). xD
Pero desde luego, me es muy pesado reclutar a Gordon, el mercante, o al menos hasta pillarle el truco. Aunque lo más pesado es patearte el bosque para llegar a él, así como con Tir, que se te une pero no se te une, él está en su casa y tienes que patearte todo para pedirle que vaya en tu party. xDDDD

Suikoden III: no me lo he pasado. Aunque los que han jugado tampoco han mencionada de pj's difíciles de reclutar, aunque si no me equivoco, Watari puede ser candidato. xD

Suikoden IV: De aquí no recuerdo dificultad. Sólo que con Lilan, la sirena pequeña, debes saber que para cogerla debes lanzar la red con el juego de Shiramine en X sitio y al rato recoger la red. =O

Suikoden V: Con este también se han trabajado más el reclutar a gente. Te hacen mover mucho y también hay riesgo de perder algunos. No recuerdo especial dificultad pero sí ir de un sitio a otro porque necesites hablar con otros pj's y/o traerlos para reclutar a X, que si mal no recuerdo, aquí hay mucho del estilo. Nakula y Oboro me parece que son con los que más vueltas di. xD

Tierkreis: no he jugado. :3

Tsumugareshi: jugado y pasado sin 108 stars, pero si las 30 que me quedaban van a ser igual que el resto, es pan comido. O_o

Difícil difícil no hay, siempre y cuando sepas dónde están y el truco y cuándo etc. Pero lo que va a ser siempre difícil porque dependes de la suerte, son a los que tienes que reclutar ganándoles a un minijuego, sea chinchirorín, ritapon, de cartas, etc. xDDDD

Últimamente he leído muchos comentarios sobre el nuevo Suikoden para PSP pero me da la sensación que dicen mucho sin haberlo jugado, basándose sólo en los vídeos que han salido. ¿Tú qué piensas al respecto? Nau

Quizá es que comentan por lo que ven porque aún no han tenido oportunidad de jugarlo. xD
Pero yo, que lo he jugado, puedo decir que varias cosiñas no son como han comentado, cosas como que se parece al 1 y al 2, no sé en qué. xDDDDDDDDD
El sistema de combate tampoco, es de 6 personajes pero eso no implica que el sistema sea igual o parecido. :S
Otro dato importante, no se trata de un monstruo, sino de varios tipos de monstruos. Fallo garrafal del primero que se le ocurrió decir que era un monstruo centenario y el resto fue efecto cadena diciendo lo mismo. xD

El caso es que, bueno, uno puede equivocarse y poner una noticias sobre algo, a mí me ha pasado, si no sé la historia ni exactamente lo que pasa, pero sé que lo han dicho en otro sitio, pues me subo al carro (porque no tengo medios para saber si la noticia es verdad o no xD).
Pero el primero que se le ha ocurrido decir cosas como que es igual o parecido a los primeros por X o Y sin jugarlo sólo viendo videos de trailer quizá, no lo entiendo. :S Y muchos hacen análisi y/o anuncian juegos en sus páginas y a lo mejor ni han jugado y les ponen nota, como en este caso, tirando media alta. xD
No sé si es porque quieren ser los primeros en tener la noticia, o les pagan por eso o yo qué sé. xD

Ahora, eso sí, te he dicho esto pensando que NO han jugado. xD Pero puede que de verdad SÍ hayan jugado aunque sea una persona y esa persona lo vea de esa manera (que desde mi punto de vista seguiría sin entender que lo asemejen a los primeros) pero bueno. Eso ya no lo sé, jaja.
Lo que sí no entiendo es que el que haya jugado hable de un monstruo cuando son más. xD

Siguiendo la anterior pregunta, ¿Has probado ya el juego? Si es así, ¿Cuáles son tus primeras impresiones? ¿Tienes pensado hacer un análisis? ¡El mundo necesita tu sabiduría Suikoden para iluminarnos sobre el nuevo Suikoden! :D Nau

Iluminaros, dice... xDDDD
Como ya he respondido en la otra, sí, he probado el juego. xD
Impresionar, no me impresiona (risas). Si me lo pintan como un juego nuevo, pinta guay... esa sería la palabra. Para pasar el rato pero no para dejarte la vida en el juego. xD
Gráficamente me agrada mucho, pero el nivel técnico es otro mundo, además que se centran en mucho diálogo y en los pueblos y tal parece una novela gráfica.

Ya no es simplemente de comparar con Suikoden anteriores, sino de TODO rpg que crearon antaño. Ya no es cosa de que nos centremos en el pasado, de que uy, ahora los juegos japoneses tienen otra línea y es lo que hay. Es que así no tiene gracia ninguna, empezaron a quitarnos dificultad, que quizá muchos les alivie, bueno, pero ahora es tan fácil que aburre. xDDDDDD Ahora el término RPG debería llamarse de otro modo porque muchos son muy lineales!!!! Y si encima agregas que como en este Suikoden tiene partes de mucho dialogo que parece una novela gráfica......... pfffffffff

Y ahora mismo te diría muchas cosas, pero como voy a hacer una entrada para el análisis y reseña, me lo guardaré para entonces. ;)

Pero cierto es que, para haber sido creado por TriAce (quitando si es fácil, líneal y tal), el juego podría haber estado mucho mejor trabajado, porque si me dicen que ha sido hecho deprisa y corriendo en menos de un año, me lo creo. O_o


Otros

Sé que sigues la serie de los Protegidos... ¿Qué piensas de los sucedido con la muerte de Culebra? Creo que es una de los mayores tongos desde los Serrano... ¬_¬ Nau

xDDDD Habría que denunciar a la publicidad que han hecho, eso primero.
Ahora bien, el episodio en sí pues... demasiada llorera para que al final no muera, que eso es lo peor. O te lo cargas o no te lo cargas, pero si te lo cargas y se tiene pensado que va a volver, no me hagas que el episodio tenga 90% de llorera, haciendo que se despidan para que luego ¡¡vuelva!! xD
Como espectadora (dejando aparte tantas faltas de guión y pequeños detalles de la serie) esto es un insulto. xDDD
Lo que tendrían que haber hecho, si ya tenían en mente que volvería, es resumir toda la llorera para que en todo caso sea un 10% y lo demás que Leo se centre en sus poderes, lo que hacer, no hacer y tal para ir al pasado y evitar que muera (aparte del asunto con los niños que son descubiertos).
Porque claro, el episodio con tanta llorera y todo lo que pasa ¡¡¡está hecho para que no volviera!!! ¡¡que ser humano se atreve a hacer todo eso, incluso que los vecinos se enteren de que tienen poderes, que ves que todo va a seguir SIN CULEBRA y que luego al final VUELVA SIN MÁS COMO SI NADA HUBIERA PASADO?!?!!? xD Es indignante...
Es decir, consiguen emocionarte, además con esa hermosa música ¡¡ya te están dando a la idea de que no vuelva!! Y al final de repente ¡PUM! al pasado y vuelta a empezar sin que culebra muera. Debería alegrarme pero eso me dejó indiferente y haciendo bajar puntos a la serie. xDDDDDDDD
El tema de la serie me gusta y las personas que actúan también, el problema principal lo veo en el guión (y ya que estamos, en los efectos especiales. xD)

¿Has visto la nueva serie de Touch? ¿Qué te parece? ¡A mi me encanta! :D Nau

La sigo y me encanta. =DDD
Me encanta el tema, ese transfondo, el buen gusto para hacer episodios; los pj's y su evolución que en apenas 8 episodios se ha notado, lo que dice el niño al principio y final del episodio, las historias que ocurren, todo en base al 'destino' y relacionándolo con la proporción aurea. Me encanta porque el niño parece ser el que empuja la pieza del domino y las demás caen, pero todo por su acción, que es lo que nos muestra, que todo pasa por algo y no son 'simples casualidades'. (como yo siempre digo, las casualidades no existen, sólo lo inevitable. xD) Además lo hace para que la gente deje de sufrir. =O
Ves que todo está conectado, incluso algo o alguien de episodios anteriores en el momento menos esperado ves que está ahí con su pequeño papel pero no menos importante.

Por el momento no he sacado nada negativo de la serie. xD

Aunque es una de esas series que o te gustan, o no te gustan, porque he visto comentarios hablando mal de ella y no entiendo por qué. Veamos, entiendo que para gustos los colores, pero que en sus solo 8 episodios muchos se atrevan a tacharla de que siempre es lo mismo, el mismo patrón de los números, blablabla ESO sí que NO lo entiendo. xDDD Menos aún cuando muchos se tragan CSI y series similares que eso sí que es repetitivo a más no poder, que pasan 10 años y parece que nada ha cambiado desde el primer momento. xD (y no me meto con la serie, pero si Touch siempre es lo mismo, series como esa qué... xD)
Mientras que en Touch se va viendo un avance, una historia, y los números, así como todo en general, como dice la serie, todo pasa por algo, no puede ser que esté puesto por poner. xD (además ya se habla de 35 niños como el del prota y la secuencia Amelia ¡ves que hay una historia!)
No sé si simplemente no les gusta o es que es demasiado profunda o qué y la gente no quiere pensar o yo qué sé. xD
Eso ya depende de cada uno, en mi casa hay ese dilema también. xDDDDD Uno no le convence, uno lo dejó en el 1er episodio, yo lo sigo al día, etc.

Ah, sí, también un comentario que decía: Lo que pasa ahí todo son por casualidad, yo también podría hacer algo así. xDDDDDDDDD
Pues nada, no sé a qué espera para escribir el guión de una serie y ganarse un dinero con él si es tan sencillo de elaborar una historia buena con "casualidades" y tire adelante. ;D



domingo, 20 de mayo de 2012

Midis - Suikoden General


Buenas.
Y con la racha de música que llevo, ahora tocan ¡midis!

Los que yo escuchaba hace mucho tiempo y he usado en mi creación de juegos y para usarlos en programas como Synthesia para tocar las canciones con el piano.

Os dejo la lista por orden de juego y nombre del título de la canción. Para descargar basta con clicar en el nombre que queráis.
Tengo de Suikoden I, II, III, V y Tierkreis. Muchos midis 'van a juego' con las partituras, especialmente los midis que indican en el título: piano.

Espero que lo disfrutéis. :3
Aquí os los dejo.



Suikoden I



















Suikoden II

































Suikoden III







Suikoden V





Suikoden Tierkreis



Tabs - Suikoden General


Buenas. ^^
Esta entrada sigue la línea de Partituras, pero ahora siendo Tabs (para guitarra).

Tengo que agradecer a un amigo que me hizo conocer esta página hace un tiempo donde encontré las canciones de Suikoden (hay del I, II y IV)
Las pondré por juego y en orden. Para ver el Tab sólo debéis clicar en el título de la canción y os saldrá en otra pestañita donde podréis seleccionar, copiar y pegar donde querais. ;)
Además, al final os dejo los pocos Tabs que he encontrado en archivos gp5, gpx (para programas como Guitar Pro, de pago (pero pirata también anda por inet)) y el ptb (de Power Tab, un programa gratuito, con el que, a mano, se puede copiar la tablatura en el otro programa si se desea).
Están dentro de un archivo rar, cada uno. Para descargar basta con clicar en el nombre.

¡Disfrutad!


Suikoden I










Suikoden II









Suikoden IV



Archivos Gp5, Gpx y Ptb







Y ya está todo lo que recaudé. Espero que lo disfrutéis. ;)
Nos vemos.



Partituras - Suikoden General


Saludos Suikofans.

Hace un tiempo tenía pensado hacer esta entrada donde ofreceros las partituras.

Las pongo aquí por orden de juego y nombre. Son pdfs (salvo 2 canciones de Suikoden II y otras 2 del III que no me dejaba pasarlas a pdf) clicar sobre el nombre de la canción para ver el pdf. De ahí tenéis la opción para guardar si lo deseáis. ;)
De alguna canción hay 2 versiones (especialmente del I y el II) que en sí es lo mismo pero (aparte de apuntes japoneses) sí he visto alguna diferencia.

Hay de Suikoden I, II, III, V y Tierkreis.
Hay muchos de los dos primeros pero porque no he encontrado más. X_x
Si alguien tiene, le agradecería su pequeño aporte. =D

No puedo deciros de dónde las he sacado porque hace mucho que las tengo y las saqué de varios sitios.

¿Que si yo he tocado mirando las partituras? Pues algo, sí, aunque no se me da muy bien leerlas y tardo bastante (risas). Me encantaría saber más. :3

Aquí os las dejo para los suikofans-músicos. ^^


Suikoden I



















Suikoden II



























Reminiscence
    Imagen: 1, 2, 3, 4






Suikoden III

Arctic Area
  Imagen: 1, 2, 3, 4






Suikoden V





Suikoden Tierkreis



Konami E3 Battle


Saludos suikofans. ^^
Aquí viene una entrada 'sorpresa'.
Sorpresa porque no me esperaba dar con algo así (¡gracias Nanami!).

Esto (link) es una aplicación de Konami en la que se enfrentan varios personajes de la compañía a modo de torneo, 1vs1, para ir subiendo hasta llegar a la final y ser ganador.

Y nosotros, los fans, somos quienes decidimos quienes ganan y llega a la final para ser ganador. Somos quienes les damos votos.
Para hacerlo es tan sencillo como, una vez en la página, clicar en Create my Bracket donde te saldrán todos los personajes que ellos han puesto para la ocasión y una vez se cargue, basta con clicar en el nombre de quien quieras para que "venza el combate" y vaya a la siguiente fase. Pero has de elegirlo con todos.
También, para entrar y participar, requiere que sea en Facebook.
Y una vez tengas todo, darle a Submit, el botón que sale bajo la casilla de los finalistas.

Dice que si quieres hacer cambios, puedes volver en cualquier momento.

La fecha límite para votar es el 22 de Mayo a las 9pm. Y menciona que el 23, al día siguiente, se vuelva para votar y ver las tablas de clasificación.

Por supuesto, cuantos más votos obtenga un personaje, más puntos tendrá. Y, obviamente, el que más puntos acabe teniendo, será el ganador del torneo

Y en este torneo salen 3 personajes de Suikoden: Tir (I), Jeane (con su imagen del V) y Sieg (Tierkreis).
Así que, espero que como buenos suikofans, no seáis desleales a Tir, Jeane o Sieg. xDDDDD
Aunque entiendo que gusten también otros personajes. :3

Aquí dejo 'my bracket' para quien quiera echarle una ojeada. =D



sábado, 19 de mayo de 2012

Episodio 17 - El Nombre Sigue al Hombre

¡¡Buenas a todos!!
¡Cuánto tiempo! (creo que oficialmente ya casi 2 meses. xD)

He desaparecido un poco, ya sea por estar en otro lugar, ocupada con otras cosas, también un poco desganada... Ains.
Pero bueno, traigo aquí el siguiente episodio para quienes siguen el fic. :3

Me ha costado terminarlo (risas) y de hecho se me ha alargado más porque hay una conversación al principio con el estratega que surgió así y la veo necesaria. Me planteé 'cortar' el episodio para poner parte en el siguiente pero me animaron que lo hiciera todo. La verdad lo prefiero así. ;3
Y una vez terminado, no había forma de ponerle título (risas). Podría haber puesto cualquier cosa, pero no quería que fuera algo con el que se dijera: Ah mira, en este capítulo pasa esto. xD
Y fijaos, casualidad de la vida (o destino), he encontrado el título ídoneo en un libro de la biblioteca (que iba a dejar unos libros y he estado mirando).

Por cierto, quiero comentar una cosa (a ver si alguien me puede echar un cable). Parece que en todo servidor que subo canciones (para ponerlas en el fic) se 'caducan' al tiempo. ¿Hay un modo de subirlo a algún sitio y NO caduque?
He subido ahora las que tocan en este episodio. Pero seguro que el en el resto no se escuchan y no sé cuántas veces ya las he resubido... (risas)
Tengo preparada una entrada para la música del fic, pero si no se va a oír al tiempo y tengo que resubir siempre... No, gracias. XD

En cuestión a la pregunta del episodio anterior.
¿Cuál de los dos guerreros de Lord Ryoma preferís?
Mark William o Aideen Eilinora

Hubo 4 respuestas que han hecho ganar a Aideen en un 3-1.

Y en este episodio, al final, hay otra pregunta para los lectores. ;) (aunque yo lo llamaría más como una sección nueva (risas))

Muchas gracias a todos. Ahora disfrutad.



"– ¡¿Que habéis hecho QUÉ?!
En la Ciudad de Wilnom, una vez todo su ejército vino de vuelta sin ningún rebelde en sus manos, el resto de personas, especialmente el Lord, se quedaron extrañadas. Tan sólo unos pocos aparentaban haber luchado pero nadie estaba malherido y todos no cesaban de preguntarse qué había sucedido. Pero pronto estuvieron al día cuando Aideen y Mark le notificaron los acontecimientos al Lord a quien le molestó mucho oír aquello:
– ¡¡Vuestras órdenes eran sacarlos de allí inmediatamente de vuestra llegada y traerlos!! ¡¡No dejarlos a sus anchas aunque sea mes y medio para que vuelvan de donde han venido!! ¡¿Por quién me tomáis?!
– Milord. Ya le hemos notificado que se rindieron. Vieron nuestro potencial y se asustaron tanto al ver cómo morían algunos de sus compañeros, que por temor a no perder sus vidas, han preferido no luchar e ir por ellos mismos a ver a su rey. Como deben asumir la situación y recoger sus cosas, les hemos dado ese tiempo. No sé si será mucho pero debemos respetarles. –mintió hábilmente Mark.
– ¡¿Qué?! ¡Ésa no es la cuestión! ¡Yo los quería ya fuera! –el Lord aún no estaba convencido del todo pero Aideen, muy astuta y rápida, añadió:
– Milord, debéis saber un pequeño detalle del que nos hemos dado cuenta. Los rebeldes, con la idea de que podrían vivir allí, han debido dedicar este tiempo a reconstruir el castillo pues se veía, dentro de lo que cabe, con mejor aspecto. Esto quiere decir que, si en este mes y medio no cumplen con su palabra de irse y se quedan pensando que no van a ser echados, es probable que sigan reconstruyendo. Y por si no se ha percatado, milord, usted que ansía obtener ese castillo, significa que durante este tiempo están trabajando gratuitamente para usted. ¡Mano de obra gratis! Por supuesto, a las seis semanas, si siguen allí, no tendremos miramientos para sacarlos.
El Lord quedó sorprendido. No estaba convencido del todo pero aquellas palabras ayudaron bastante.
– Oh, no es exactamente lo que quería pero me gusta cómo suena. Así tendré parte hecho sin mover un dedo ni gastar ni un solo potch. Espero que sepáis lo que hacéis.
Y mientras el Lord marchó hacia su cuarto donde mayormente residía sentado leyendo, firmando papeles o pensando en las musarañas, Jasón y Alaya se apartaron lo suficiente para no ser escuchados:
– ¿Tú te crees la historia de esos dos? –Alaya ponía en duda la versión que contaron. Jasón respondió sin quitarles ojo de encima.
– No. No puede ser que los mismos que nos hacían frente una y otra vez se hayan rendido así por las buenas y vayan a ver a Su Majestad Borja. No sé si planean algo o simplemente les ha dado pena matarlos y sacarlos de allí. Será cuestión de tiempo. Lo que no entiendo es cómo ese ruin de Lord se ha creído la historia.
– Jajaja, Jasón. Es mejor que sea así. Hombres como ellos son los más manipulables y gracias a que él consigue ser Lord y obtener riquezas, no nos hemos visto obligados a enfrentarnos a él y a Wilnom entera para tomar la ciudad. Recuerda cuando llegamos aquí. Lord Ryoma se negaba a que nosotros estuviéramos aquí por mucho tiempo y sobretodo negar poder estar del lado de ese tal Ishaan Valmiki asegurando que no entendía nada a pesar de que le ofrecimos una buena suma de dinero. El caso es que a él se le metió entre ceja y ceja que debíamos volver por donde vinimos. Pero fue cuando ese al que llamas ruin, se acercó preguntando sobre el dinero y qué debía hacer para conseguirlo. Y en cuanto supo que para ello sólo podría ser si el Lord actual nos diera permiso para estar aquí y en apoyar a Ishaan ¡no dudó en delatar a Lord Ryoma de que había estado ocultando a los rebeldes, la muy sabandija, jajaja! Todo por ser Lord y el dinero. Con gente así uno puede hacer de todo ¡jajaja!
– Sí, eso suena muy bien, Alaya. Pero ya sabes que a mí me gusta la adrenalina. Si todos son cómo ese baboso, acabaré enloqueciendo de aburrimiento.
– Ay, querido Jasón, pero si tú ya estás muy loco.


Los días fueron pasando cumpliéndose tres de las seis semanas y a principios de la cuarta, Kyohaku Nagasaki, padre de Fuji y estratega al que apodan “Hikaru no Tsubasa”, se dio a conocer. Tras un discurso e irse, volvió a la noche para unirse a ellos.
Prácticamente por cómo actuó, a la gran mayoría no le dio buena imagen pero sentían curiosidad por él ya que a pesar de soltarles todo lo que dijo, decidió aliarse con ellos y ayudarles. Al día siguiente muchos estaban pendientes de él, ver lo qué hacía, cómo se comportaba. “Hikaru” por su parte hacía sus quehaceres como si no le importase ser observado.
Tsuyo venía de recoger unas frutas no muy lejos del castillo. Éstas eran fresas color blanquecinas con un peculiar y delicioso sabor a piña. Vio a varios de los suyos reunidos delante de una puerta algo abierta y mirando a través de ella al interior del cuarto.
– ¿Qué hacéis aquí? –preguntó siendo sobresaltada por Sora que se giró súbitamente hacia ella haciéndole señales de que no hiciera ruido. Luego él le susurró:
– Estamos observando al padre de Fuji que está ahí dentro.
Ella se extrañó pero enseguida comentó sonriendo.
– Perfecto. Ya que estoy, también le daré de esta fruta.
– ¿Qué? Un-un momento…
Ella se abrió paso hasta entrar en la habitación dejando a sus amigos descolocados.
– Buenos días señor Hikaru. –decía con la misma sonrisa acercándose a él. – ¿Le apetece comer algo de esta fruta? La acabo de recoger.
Kyohaku miró la cesta llena.
– Vaya, fresas blancas. Nunca antes las había visto pero he escuchado sobre ellas. Tienen buena pinta. Si me dejas alguna, la probaré más tarde. Pero antes me gustaría que dijeras a tus compañeros que si tanto tiempo tienen para espiarme, que espíen en todo caso al enemigo. Seguro que será más fructífero que observar mi aburrida faena. Llevan toda la mañana así. Espero que al menos en mi intimidad sepan respetarme.
Tsuyo giró la mirada hacia la puerta viendo cómo sus amigos que oyeron perfectamente al estratega, se quedaron con cara de póker y seguidamente, viéndose algo abochornados por la situación, se esparcieron sin mencionar palabra. Tsuyo volvió, mirando a Hikaru, con una ceja enarcada y haciendo una mueca con la boca para evitar reírse mientras él, igual de serio, en ningún momento se volteó para ver a los demás.
– Tsuyo, ya que has venido y, afortunadamente, todos se han ido… Quería preguntarte sobre un asunto que olvidé ayer cuando expresaste tu opinión y yo me fui a por mis cosas. –ella le puso atención. – ¿Qué tipo de sistema político buscas?
– ¿Eh? ¿A qué se refiere?
– Veamos… En este tiempo que he estado observando la situación del continente en general he visto cómo unas cuantas personas al poder están manejando los hilos. Unos hilos que decidirán tarde o temprano el futuro de ambos reinos aunque aparentemente no tengan que ver el uno con el otro. Y si sucede lo que pienso que sucederá tal como mueven las piezas, es mejor detenerlos. Razón por la que he aprovechado que vosotros queréis combatirles, aunque antes os puse a prueba a mi modo, no quería unirme a unos ‘cualquiera’. –paró unos segundos. – El simple hecho de combatirles ya empuja a que haya batallas, pero es importante que ellos vean una fuerza, que de verdad podéis contra ellos, que no sois un simple grupo. Os tienen que tomar en serio, por eso me buscabais ¿verdad? Ellos, todos, no hablarán simplemente de un contratiempo con unos inconformistas con el estado de los que todos se reirán, hablarán de una importante guerra con un ejército levantado por su propio pueblo que puede hacer que todo cambie. Y si llegamos bien al final del todo y este ejército consiguiera derrocar al gobierno y tuvierais que escoger un sistema político para hacer que Tyrian, o todo el continente, tire hacia delante ¿cuál escogerías? Por ejemplo, una monarquía, una república, una democracia, je, –aquí soltó una burlona risa. – pero una democracia real y no como muchos nos aseguran y no es así. También se debería escoger cómo gobernar, dicho así es sólo la punta del iceberg lo que te menciono, pero para que te hagas una idea. ¿O acaso buscas una anarquía?
Tsuyo se rascó la cabeza pensando en las últimas palabras del estratega.
– Bueno… Yo de eso no tengo ni idea, señor Hikaru, lo siento. Quizá si con el sistema actual pueden ir bien, no debería cambiarse, pero sí a quienes gobiernan si son ellos quienes no llevan un buen rumbo a todo el pueblo ¿no? Lo que tengo claro y quiero es que todo vaya bien y el pueblo no sufra por injusticias o fechorías que hagan los de arriba. No deberían aprovecharse así de nosotros y mucho menos ‘burlar’ nuestros derechos.
Kyohaku sonrió entrecerrando los ojos.
– Muy típico de alguien como tú. Los corazones jóvenes llenos de energía con ganas que todo se solucione para dejar de ver sufrimiento, aunque no tenga ni idea del complejo mundo que creamos los adultos. Es admirable pero no estaría mal que estudiaras un poco el campo de la política, más que nada para conocer algo más en profundidad; el saber no ocupa lugar.
– ¿Y realmente es necesaria una guerra? –dijo alzando la voz Erkaitz, quien entró sin permiso irrumpiendo con un rostro algo enfadado. – Qué pasa ¿es que no hay otros métodos que no sea luchar? Aquí en Tyrian al menos el pueblo puede elegir quién o quienes van a gobernar dando sus votos. Podríamos esperar a que se celebren y votar.
El estratega le respondió con un tono más grave.
– Siento decirte que mientras los candidatos no sean trigo limpio y sepan engatusar a su pueblo aunque luego no cumplan nada de lo que dicen, simplemente votar no va a solucionar nada. Además siempre hay más gente al lado del candidato, quienes no dan la cara, que también pueden tener sus trapicheos. En muchas ocasiones en realidad quienes llevan los hilos son ellos, y quien da su imagen es quien se come todos los problemas que pueda haber. Eso por no mencionar que los hay también que entre ellos, entre diferentes líderes políticos, se hacen la vida imposible. ¿No os parece cómico? Es más importante saber llevar un país y ellos simplemente pelean, discuten como críos echando pestes de unos y otros para llevarse gente a su bolsillo y ver quién gana esa batalla y gobierna, en su mayoría incumpliendo lo que ‘prometen’ y o sin saber llevar el timón del barco.
– Bien, entonces hablemos directamente con ellos. Si lo que insinúas es que los líderes en lugar de enfrentarse entre ellos, deberían unirse y gobernar todos juntos o cualquier otra cosa, hablemos con ellos. Creo que las cosas se pueden solucionar conversando.
– Mira, yo soy el primero que si puede solucionar las cosas civilizadamente, lo hago, siempre y cuando la otra persona esté dispuesta a escuchar y lleguemos a un acuerdo. Pero cuando estás frente a personas tan divididas entre ellas y varias son tan egoístas que se ocupan sólo de sus intereses personales y no se molestan en escucharte, es absurdo tratar con ellas. Y la mayoría aquí son así. Y si simplemente no nos hicieran caso, aún, pero han sido los primeros en mandaros tropas para quitaros de aquí a la fuerza; por cualquier desobediencia y resistencia no titubean en apresarte o acallarte a la fuerza, eso sí, sin dar la cara y sin hablar contigo en persona. ¿Sigues pensando que simplemente el habla va a solucionarlo todo? ¡Ojalá fuera así de sencillo y todos fueran más comprensivos y recapacitaran! –subió el tono de voz pero enseguida se calmó de nuevo. – Pero no es el caso. Si vienen a ‘hablar’ con nosotros mediante la fuerza y no hay otro modo para detenerles que no sea combatiéndoles, así lo haremos. Todos vosotros tuvisteis suerte que los soldados de Wilnom aún tienen esperanzas de recuperar a su Lord e hicieron caso a Tsuyo, pero si no fuera así, ya no estaríais, y esa misma suerte no va a suceder siempre.
– Así que si alguien te golpea, le devuelves el golpe, es eso lo que me dices. ¿Acaso eso no es ‘ojo por ojo’?
Kyohaku rodeó su mesa en la que tenía varios pergaminos y se puso delante de Erkaitz, mirándose ambos fijamente.
– No. Esto no es una venganza. Si a nosotros nos cortan un brazo, no iremos luego a por ellos a cortarles el mismo brazo llenos de ira con ganas de que sufran. Esto es defender tus derechos, luchar por ellos. Algo que haces en el momento en el que ocurre para evitar ser herido en cualquier sentido. Si yo ahora mismo te abofeteo sin más ¿qué harías? ¿Lo dejarías ahí para vengarte de mí otro día? ¿Intentarías golpearme, huirías, o, mejor aún, me pondrías el otro lado de la cara para que te dé ahí también?
Erkaitz no respondió. Por su mente se imaginaba que la mejor opción sería huir, alejarse del problema. Sin embargo recordó que ésa fue la elección que les llevó a todos a Tyrian y verse en más problemas tras su derrota en Galyen.
– Veo que tendré que contestarte yo. –prosiguió el estratega. – Supongo que si no te gusta la venganza, no lo harías, simplemente, y si no te gusta luchar ni usar ningún tipo de violencia, bastaría que me dejaras claro que he actuado incorrectamente con la suficiente firmeza y seguridad para que yo no me crezca y piense en lo sucedido; aunque para ello yo debería estar dispuesto a escucharte. Otro alguien quizá me devuelva el golpe y tras eso intente hablar conmigo y otros quizá puedan ver con anticipación que les vaya a dar y me detengan antes de tiempo. El caso es matizar en vuestros derechos y evitar que yo haga lo que me venga en gana contigo o cualquier otro. Si actúas, puedes pararme, pero si huyes o me pones el otro lado de la cara, veré que por ser quien soy podré aprovecharme de la situación y eso es lo que están haciendo muchos que se hallan en el poder. Has de saber que una persona que quebranta en los derechos de otra, de cualquier modo, no puede esperar que esta otra se quede quieta sin hacer nada; es más, debería esperarse que posiblemente la otra persona reaccione de alguna manera contra ella, porque al quebrantar sus derechos, le ha ‘dado permiso’ a la otra persona de actuar contra ella, sin importar quién y cómo sea. Si ahora golpeo a Tsuyo, posiblemente ella me devolvería el golpe o sería hábil para detenerme antes de hora y está en su derecho porque yo he ido con intención de herirla sin ella haberme hecho nada. Si un pícaro se hace con tu dinero, el que tenías para poder comer durante un mes ¿no intentarías detenerle y recuperarlo? Si un soldado real, al que principalmente la gente no se le enfrenta porque puede acabar aprisionada, quisiera aprovecharse de tu familia y que goce de su puesto para quedarse bienes tuyos o golpearte cuando quisiera ¿no intentarías detenerle o por miedo prefieres no hacer nada? Piénsalo. ¿Hasta qué punto estás, estáis dispuestos a dejar que pisoteen vuestra dignidad? Muchos con algún tipo de poder se aprovechan de ello, de su puesto y de que nadie les hace frente. Podrías huir pero los problemas podrían seguirte. Incluso aunque huyendo logres una vida plena, no significa que los problemas se hayan solucionado. –paró unos momentos antes de dirigirse de nuevo a su mesa. – Y con esto no te quiero decir que la guerra sea ni buena ni necesaria ¿entiendes?

Erkaitz quiso entenderle pero aún no se convencía del todo, y por curiosidad, preguntó a la joven Goei sobre lo que se habló:
– Tsuyo ¿tú qué piensas de todo esto?
– Hmmm, coincido mucho con el señor Hikaru. Desde luego prefiero los tiempos de paz a tener que guerrear, pero también quiero pararles los pies. Además, con el tiempo que has estado junto al capataz Arkabeko, deberías entenderle y saber por qué luchaba. ¿Tú le apoyabas, verdad? La opción de huir no me convence ni la veo viable, sobretodo después de que Sereyad fuera prendida. Si no hubiera decidido luchar, Taiki y yo no nos habríamos reencontrado contigo. Luchar también es importante y también porta esperanzas ¿no? –de repente observó a Kyohaku. – Señor Hikaru, sé que podemos confiar en usted sobretodo por parte de Fuji, pero quisiera pedirle un favor. –él la miró atento. – Hasta ahora he luchado contra todo lo que me ha venido encima sin pensar forzosamente que pudiera ser una guerra o no. Y aunque muchos digan que lo estamos, siento que nunca he vivido una guerra con todo lo que ella conlleva, en especial si pienso en lo que antiguamente me contaron de algunas; se pierden más cosas de las que se gana y los inocentes ciudadanos sufren mucho. No sé cuánto puede durar esto, quizá sea mucho pedir que dure lo menos posible, pero sí le pido a usted, como estratega nuestro, que evite cualquier tipo de batalla en la que los ciudadanos y sus hogares se vean en medio. Lo importante es llegar a los de arriba ¿verdad?
– Quizá no te parezca estar en una guerra porque no deja de ser el principio y todavía no ha sucedido ‘nada’, pero no debéis preocuparos nadie. Ni por asomo inmiscuiría a inocentes. Llegaremos a los de arriba, pero ellos también mandarán sus ejércitos. Llegar al ‘rey’ sin eliminar otras ‘piezas’ de la tabla es imposible, pero podemos llegar a ‘él’ eliminando las menos posibles. Por suerte o por desgracia, sé muy bien lo que es una guerra; mucho más que vosotros.
– Gracias. –añadió Tsuyo con una leve sonrisa y Erkaitz se disculpó por su repentina entrada de hacía unos minutos y marchó del cuarto. Tsuyo decidió seguirle.
Mientras, Kyohaku se quedó mirando la cesta de fresas blancas que se dejó Tsuyo. Cogió una y la observó detenidamente. Luego pensó:
“– La época de estas frutas ya mismo termina. Pronto llegará el frío… No. En menos que nos demos cuenta ya lo tendremos encima. Debemos actuar cuanto antes mejor.”

Aquel día, Kyohaku Nagasaki envió a su hija a una misión de investigación e incógnito. No dijo nada a nadie pero en cambio se pasó la cuarta semana trabajando y preguntando, uno por uno a todos allí en el castillo, un pequeño cuestionario que ya preparó previamente en su cabeza. Todos excepto a Tsuyo, a quien llamó acudir a su cuarto el último día de la semana.
Ella asistió junto con la compañía de Taiki, que insistió en ir con ella. Al entrar vieron al estratega con Erkaitz y Steve.
– ¿Qué es lo que quería, señor Hikaru? –preguntó una vez se posicionó delante suyo.
– ¿Serías tú nuestra líder, quien liderará este grupo, ejército, a su victoria?
– ¡¿Qué?! ¡¿Cómo?! … Esto… –Tsuyo se sobresaltó quedándose en blanco. Steve anunció echando una risa:
– Eso sí que es ir directo al grano, jajaja.
– Lo siento, no suelo ser alguien que se ande demasiado por las ramas… ¿Recuerdas la conversación que tuvimos hace apenas unos días? –ella asintió. – Te dije que es importante que el resto de personas nos tomen en serio y este mundo hasta ahora ha demostrado que a un grupo se le da mayor envergadura cuando tienen la imagen de un líder; necesitamos un líder. El serlo no tiene porqué cambiar el trato con el que tienes habitualmente con el resto de tus amigos y compañeros; de hecho no deberías cambiar. Sé tú misma sólo con el aliciente de llevar el papel de líder. Es mucha responsabilidad pero no será una faena que harás sola; todos nosotros te echaremos una mano.
– Pero… ¿por qué…?
– He estado preguntando a todos sobre tu persona, Tsuyo, para acabar de decidirme a pedirte este favor y no es algo que a estas alturas pediría a cualquiera. Tienes un carácter, una forma de ser que generalmente agradas a la gente pero más importante aun es que en los momentos cruciales has sabido no sólo tirar hacia delante, sino que otros te siguieran. Puedes conseguir que se te escuche también y aunque no te des cuenta son de esos momentos en los que uno se percata de que tienes madera de líder; me lo demostraste perfectamente cuando decidiste hablar conmigo el mismo día que me uní a vosotros. –Tsuyo le miraba algo incrédula. Kyohaku se dio cuenta y agregó. – ¿Acaso no fuiste tú quien decidió luchar y unirse al grupo siendo seguida por tus amigos? ¿Acaso no fuiste tú quien decidió ir a la prisión de Uvye para rescatar a Yenire y así lograr liberar más presos inocentes? ¿Acaso no fue con tu ayuda que lograsteis ganar la batalla en el gran puente Thairoths? ¿Acaso no fuiste tú quien decidió marchar de Helraxe siendo capaz de que todos te siguieran y pasar el punto fronterizo hacia el sur? ¿Acaso no fue por ti que Lord Ryoma os liberó? ¿Acaso no ha sido por ti por decidir combatir un dragón que habéis logrado llegar hasta aquí, instalaros e incluso con la idea de quedarte y no abandonar habéis logrado combatir con éxito algunos combates? ¿Has pensado que quizá con que hubiera una sola decisión que no hubieras hecho, todo habría sido muy distinto para muchas personas? Aunque en sí todos decidan qué camino tomar, te han ‘seguido’. Porque han visto un apoyo. Tus ojos albergan confianza y seguridad; das esperanza a aquellos que puedan necesitarla. Tienes ‘ese algo’ especial indescriptible pero que se siente, razón por la que insisto.
– Y… ¿y seguro que está bien que yo sea líder? –Tsuyo hizo una pequeña mueca con la boca.
– Por qué lo dices. ¿Por ser adolescente y además mujer? Eso no debería preocuparte. A lo largo de la historia ha habido más mujeres líderes de edades dispares que han sabido llevar muy bien las riendas. No importa qué edad tengas, qué sexo ni qué raza seas; sino ser un buen líder. Y teniendo en cuenta que muchos permiten que sus líderes sean gente que lo único que saben hacer es estar sentados mintiendo más que hablando, espero que nadie venga a quejarse a ti por esas nimiedades.
Tsuyo enarcó una ceja pues no se esperaba tal respuesta.
– Esto… bueno… Pero ¿qué hay de mi runa? ¿No será un problema?
– Desde luego. –comentó con suma tranquilidad. – Pero también puede servirnos de gran ayuda pese a que hubiera pertenecido a aquel villano rey de antaño. Depende de ti dejar que ella domine las situaciones o tú. Y ahora que está todo dicho, nos queda saber cuál va a ser tu respuesta. Si crees que debes meditarlo, tendrás hasta mañana por la mañana. Siento si es poco tiempo pero no debemos entretenernos más. Cuando estés preparada, ve a la gran sala. Allí estaremos reunidos.
– De acuerdo. –Tsuyo hizo una pequeña reverencia y salió del cuarto seguida de Taiki. A los segundos Steve y Erkaitz se levantaron también para marchar de allí pero Kyohaku hizo parar a Erkaitz mientras Steve seguía adelante.
– Un momento Erkaitz. –él se giró. – ¿Te gustaría ser de ayuda a este castillo y al grupo?
Aquello le dejó algo desorientado:
– ¿A qué se refiere? Ya ayudo como puedo en el castillo.
– Lo sé, pero en ese aspecto estamos ayudando todos. Me refiero a una ayuda que no den otros. La mayoría aquí se sirve de la lucha o se halla en otros campos. Así que he pensado que a ti te voy a dar faena. Un pajarito me ha dicho que se te da bien hacer cuentas y llevar el papeleo. Y me vendría muy bien alguien como tú, de esta forma también tendré más tiempo para mi trabajo como estratega.
Erkaitz quiso buscar de reojo a Steve, que ya desapareció de sus vistas, pensando que ese “pajarito” tuvo que ser él.

Al mismo tiempo, en uno de los pasillos, estaban Tsuyo y Taiki caminando envueltos de un silencio quizá algo incómodo. Ella no hablaba, parecía estar muy sumergida en sus pensamientos.
– ¡Tsuyo! –rompió ese silencio de golpe Taiki con voz firme. – Pues que sepas que la idea no me gusta mucho pero si vas a seguir conmigo como hasta ahora seas o no líder, estará bien, porque sé que vas a servir de mucha ayuda a todos en general. Ya sabes que cuentas con mi apoyo para lo que sea, igual que cuando estábamos en la Torre Throndgard. Y además cuando te propones algo, lo consigues ¿si o no?
Ambos se sonrieron mutuamente.
Al poco sus caminos se separaron y Tsuyo decidió asomar por la sala en la que combatió contra el dragón. Se posó en la pared al lado del tronco del árbol, donde hacía tiempo le pareció ver y escuchar a Arkabeko, donde se hallaba un dibujo geométrico con una gema color índigo que le abrió el camino a la parte superior del árbol. Permaneció quieta allí pensando en voz alta:
– ¿Será verdad que puedo ser la indicada para liderarlos a todos? Señor Arkabeko, si me escucha… ¡¿Pero qué digo?! ¡¿Cómo va a escucharme?! ¡Esto es de locos!……… Pero…… es cierto que usted antes de fallecer me dijo que yo podría ‘ocupar su lugar’, que podría ser líder y mencionó mis ojos así como ya han hecho Kruma y el señor Hikaru… Lord Ryoma me trataba como a… ¿un líder? Parecía que me trataba así… ¿me verá como tal?……
Se detuvo de pronto recordando las palabras que le mencionó Lord Ryoma cuando ella le preguntó por qué se interesó en ella desde el principio:
[– Porque estoy convencido de que sin ti, muchas cosas no habrían pasado y otras no serían como ahora son.]
Y acto seguido su mente evocó la conversación en Helraxe con Leknaat, siendo una frase la que más le marcó en ese momento:
[– Ten en cuenta que a veces el camino de muchos otros también depende de la decisión de una sola persona.]
En su silencio empezó a ver un sentido, a ver como si todo fuera un puzzle y las piezas se fueran ordenando y encajando. No tenía muy claro convertirse en líder de un ejército, pues ella se veía formando un grupo con el resto, sin sentirse más que nadie porque realmente nadie era más que nadie. Sin embargo estaba convencida de que quería ayudar y solucionar las cosas, y si con ello debía tomar aquel papel, lo asumiría y tiraría hacia delante.
Y con la idea de que su primera misión sería rescatar a Ryoma y a la ciudad, las horas pasaron rápidamente hasta la mañana siguiente.

Todos estaban reunidos en la gran sala esperando impacientes la llegada de Tsuyo, que aunque fue puntual, para algunos se les hizo larga la espera. Ella saludó a sus compañeros con la mirada y se dirigió hacia Kyohaku que, una vez más, se saltó las ‘formalidades’ yendo directo al grano:
– ¿Bien? ¿Cuál es tu respuesta?
Tsuyo mantuvo el suspense en el ambiente unos instantes hasta que dio una bocanada de aire para responderle:

– Si ese es vuestro deseo y puedo servir de ayuda, lo haré. Tomaré el mando.
– Entonces ahora deberemos llamaros Lady Tsuyo.
Nadie pudo contener la alegría e ilusión de oír aquello.
– Pero antes, un pequeño detalle que no os mencioné. Al igual que es importante la imagen de un líder, también lo es tener un nombre y este castillo y el ejército que va a liderar, lo necesitan. Así que, Lady Tsuyo, por favor, escoja un nombre para cada uno.
– De acuerdo. Pues…
No obstante, por la emoción del momento, fue interrumpida por todos sus compañeros:
– ¡¡Un nombre, un nombre!! –gritaba Carlina saltando.
– ¿Qué tal “El Castillo Caballero” y “El ejército de los Errantes”? –dijeron al unísono Mathius y Pietra como si tararearan una canción.
– Sí, claro, ejército de los errantes… suena a muertos vivientes… Casi prefiero otro adjetivo aunque sea desagradable, cualquiera menos ese… –bisbiseó Amibe mirándoles de reojo.
– Yo le’ pondría a ambo’ algo relacionado con “Borja”, cerdo’. –propuso Ale cruzado de brazos y Tryzzia se le acercó contenta:
– ¡¡Oh, me gusta la idea!!
Ale se desconcertó:
– ¿Qué dice’ iya? ¿Te e’ta’ quedando con mi persona? ¡E’taba bromeando, abe o no!
– Jeje ¡lo suponía!
– ¡No! ¡Para eso mejor algo relacionado con “Goei”! –afirmó Taiki.
– ¡¡ “Estelar, Estelar”!! –chilló de repente Sora. – ¡Que sea “Cometa” y “Estelar”!
– ¿Qué tipo de nombres son esos? –le cuestionó Danka. – ¿Por qué?
– Porque me gusta. –le contestó con una amplia sonrisa.
– Mirad que os complicáis. –mencionó Kruma. – No se me dan bien los nombres, pero ¿no sería más fácil algo así como “Libertad” o “Rebeldes” o…?
– Venga, rápido, decidid un nombre. –anunció Yenire con una pluma en la mano lista para apuntar en un pequeño papel. – ¡Así seré la primera en tener la exclusiva, ojojojo!
Y así, todos estaban mirando nombres y discutiendo por ellos; todo se desmadró.
– Se comportan como auténticos niños…–murmuró Minami apartándose con la mano izquierda parte del cabello que acariciaba su rostro.
Aquellos que no discutían por la elección de los nombres, permanecían callados esperando que la escena y griterío terminasen. Tsuyo se quedó observándoles a todos sin decir palabra.
– Esto se nos va… –comentó Steve enarcando las cejas.
– Demonios… –Kyohaku se molestó. – Era la líder quien debía hablar. ¿Quién les ha dado permiso para abrir la boca?
– No se enoje, señor Hikaru. –le decía Erkaitz. – Sólo están dando su opinión.
Inesperadamente, Haikun, que se hallaba apoyado en la pared del fondo, decidió dar unos pasos adelante y con entereza dijo alto y claro:
– ¡¡Todos!! ¡¡Silencio!!
Y todos callaron, extrañados dirigiendo sus miradas hacia él que seguía manteniendo una imagen firme y serena.
– Nuestra líder ha de hablar. ¿Queréis escucharle?
Entonces las miradas se centraron en Tsuyo, que se dirigió a Haikun con una sonrisa.
– Muchas gracias.
– Hum… Es solo que adoro el silencio.
Y nadie más abrió la boca.
– Tengo unos nombres en la cabeza, –empezó a hablar Tsuyo. – que no sé si quedarán del todo bien ni siquiera si serán muy originales o no. Pero siento que, por lo que he vivido estando aquí, serían los más indicados.
– Bien. –dijo el estratega señal de que siguiera. Pero entonces apareció en escena Fuji.
– Padre, perdonar que os interrumpa.
– Llegas en el momento idóneo. –comentó. – Ahora que tenemos líder, –dijo indicándole con su brazo a Tsuyo para que supiera la noticia. – podemos partir cuanto antes a Wilnom. Es más, ya mismo deberíamos entrar en acción. Cuéntame cómo está la ciudad, su situación y qué has descubierto.
Casi todos se quedaron parados. En estos pocos días tan atareados no se percataron de la ausencia de Fuji, salvo Carlina, y se sorprendieron saber en esos instantes que fue enviada a una misión.
– La situación en la Ciudad de Wilnom podría empeorar si siguen allí hospedados los soldados de Helraxe y Noroend. Por lo que he descubierto, al Lord se le dio una buena suma de dinero con la condición de dejar a las tropas de Helraxe y Noroend allí instaladas un tiempo y apoyar a Lord Ishaan Valmiki. No sé con qué fines pero es una de las razones que le llevó al Lord traicionar a Lord Ryoma. La cuestión es que el nuevo Lord de la ciudad parece tenerles más en cuenta a ellos que a su propio pueblo y se está notando sobretodo por el tema de la comida y el hospedaje. Toda la cosecha que tienen la ha estado repartiendo con todos los soldados visitantes, proporcionándoles más a ellos que a su gente. El Lord se niega a dar más para tener en los venideros días y peor aún, se niega a comprar comida con tal de no gastar un potch. En cuanto al hospedaje, muchos están haciendo vida allí dentro y esta última semana muchas familias han sido obligadas en darles alojamiento a muchos de ellos que aún se les hacían dormir fuera. Si sólo es una temporada y no hay ningún tipo de conflicto, podría no pasar nada y esperemos que así sea pero contentos no están y temen que algunos abusen que son tan bien tratados…
– E’pera iya. –le cortó Ale. – Si ese jipo de Ishaan ha mandao sus tropa’ pa’ hacer aliado’… ¿Por qué siguen ahí si en principio ese cerdo agridulce del Lord e’tá de acuerdo con ello’?
– Puede que haya algún tipo de interés oculto. –se adelantó Kyohaku. – Pero seguramente no acaben de fiarse de los soldados de Wilnom y fijo que por lo menos esperarán a sacarnos de aquí.
– Y en cuanto a rescatar a Lord Ryoma ¿qué? –dijo Taiki algo desesperado. – Deben haber muchísimos soldados. ¿Cómo vamos a combatirles o a entrar sin ser vistos? Llevamos con esta idea no sé cuánto tiempo ya…
– Sí, hay un modo. –sentenció Fuji sin quitarle ojo de encima al estratega. – Como bien dijisteis, padre, la mejor opción es ir por bajo tierra.
– ¡¿Bajo tierra?! –exclamaron algunos.
– Así es. Wilnom, de igual modo que toda ciudad importante en Tyrian, consta de alcantarillas. Hay algunas entradas desde las calles de la ciudad, pero para no ser vistos, ni siquiera de noche, se podría entrar por su salida al mar, junto al puerto dirección oeste. Ir por ahí puede ser algo enredado, pero su estructura es igual, o casi igual a las calles de la ciudad. Así que bastaría dirigirse hacia el centro, donde se hallan los calabozos, pues hay una entrada a la alcantarilla allí al lado del edificio en un pequeño espacio sin salida. Es la más cercana que hay y la única posibilidad que he visto de poder llegar.
– Entonces perfecto. –Kyohaku se dirigió a la joven Goei, ahora líder. – Lady Tsuyo, decida un pequeño grupo para que le acompañe a la misión de rescatar a Lord Ryoma y parta cuanto antes, por favor. Y llevaos a Fuji con vos, ella os guiará allí dentro y sabrá qué hacer una vez saquéis a Lord Ryoma de allí.
– ¡Sí!
Tan pronto escogió su pequeño grupo, fue corriendo en busca de Tse Yong, la extraña criatura que tendía a alejarse de la multitud, pues con lo silencioso que era, pensaba que le sería de ayuda en la misión.
Al mismo tiempo, Kyohaku hizo preparar al resto de los miembros para partir, no sin antes enviar una paloma mensajera al destino al que debían llegar.


Tan sólo quedaba una semana para que se cumplieran las seis que tenían de margen. Tsuyo junto a Tse Yong, Haikun, Steve, Taiki, Fuji y Kruma debían ir aprisa sin perder el tiempo. Se encaminaron hacia Falnur para subirse a un barco que les llevara hasta allí. El recorrido fue bastante bien aunque Taiki y Tse Yong tendían a marearse.
Antes de llegar al puerto de Wilnom, por la noche, cogieron un bote sin que nadie les viera, o más bien creyeron que nadie les vio cómo cogieron el bote pero no pensaron en fijarse si alguien pudo divisarles una vez estuvieran en el mar.
Pese a ello, no ocurrió nada y pudieron llegar sin problema a la parte oeste del puerto, frente a la salida de las alcantarillas. La bloqueaba varios barrotes de hierro, pero Fuji ya se había encargado anteriormente de quitar dos, habiendo así el suficiente espacio para adentrarse.
Una vez dentro, estaba muy oscuro pero les pareció curioso que en varias zonas hubiera pequeñas antorchas prendidas.
– ¿Hay alguien más aparte de nosotros que se atreve a pasear por este lugar? –preguntó con horror Taiki, aguantando como podía el olor del lugar.
– No. Pero por lo que descubrí, suelen cuidar bastante el lugar y vigilan que no ocurra nada. Así que con suerte nos topamos antes con una persona que con un bicho enorme, jaja. –explicó y bromeó Fuji.

Y mientras recorrían la ciudad bajo tierra, sin pensar si ya se cumplieron las seis semanas o no, arriba, en el cuarto del Lord, se hallaban él junto a Jasón y Alaya.
– ¡¿Qué vamos a hacer?! –exclamaba histérico el Lord. – ¡¡Ya es el día!! ¡Ya han pasado las seis semanas!
– Oiga, yo no he venido a escuchar sus alaridos y menos a estas horas de la noche. –le replicó Alaya. – Sea claro. Qué le preocupa.
– ¡¿Cómo podéis estar tan tranquilos?! Hace una semana nos llegó una carta de los rebeldes diciendo que de allí no se mueven y dirigiéndose a vosotros que si tantas ganas tenéis de sacarlos de allí, que vayáis allí cuando se cumplan las seis semanas y luchéis. ¡¡Pero esto qué es!! ¡¡Qué insolencia, qué descaro, qué desfachatez!! No sólo mintieron a mis soldados, sino que osan quedarse y ¡¡os desafían a vosotros!! ¡¡Ni siquiera me tienen en cuenta a mí!! ¡¿Por qué?!
Alaya no pudo contenerse la risa. Estaba claro que un hombre como él no daba la talla ni sería alguien que destacase de verdad; eso pensaba ella. Pero para calmarle le anunció:
– No se preocupe. No es que no le tengan en cuenta, es que a nosotros dos no nos quieren ver ni en pintura. Recuerde que ya luchamos con ellos en Galyen. Querrán una lucha directa con nosotros aunque por supuesto no nos vencerían.
– ¿Y qué hacemos? Yo tenía pensado mandar mis soldados por la mañana tal como os prometí; que sería Wilnom quien echara fuera a esos facinerosos.
– Mejor vamos nosotros. –comentó Jasón observando su puño, convencido de hacer aquello.
– Oh, vamos, Jasón. ¿No fuiste el primero que se dedicaba a mandar tropas quedándote aquí porque decías que debías acatar órdenes; que ir a por ellos no era una opción?
– Sí, de hecho sigo pensando que es lo correcto. Pero todas las veces que fueron los soldados que mandamos, no hicieron nada. Qué mejor que tengan a alguien que les mande como es debido. Además, lo mejor de todo es que es un desafío y yo no puedo ignorar eso. –sonrió ampliamente mostrando su dentadura. – ¡Alaya, tú quédate aquí por si las moscas! Te dejaré a un pequeño número de soldados. El resto me los llevo ahora mismo hacia allí en barco. No puedo desperdiciar esta oportunidad. –y antes de dejar que Alaya le dijera nada, marchó raudo y veloz del cuarto para llevarse a la mayoría a su mando hacia el castillo que ocuparon los rebeldes.
– Eso… déjame al margen de la fiesta…–suspiró Alaya una vez marchó. – En fin, iré a dormir un rato más…

El tiempo iba pasando y Tsuyo y compañía estaban deseosos de salir ya de allí abajo. Pronto, gracias a las indicaciones de Fuji, dieron con la salida que según ella llevaba al lado del edificio de los calabozos. Tse Yong, tal como le pidió Tsuyo, fue en primer lugar para facilitarles el camino, vigilando de no toparse con nadie. Era muy sigiloso, tanto que no se le escuchaba cómo caminaba ni hacia dónde iba. Cuando veía que se podía avanzar, se dejaba ver haciéndoles un gesto con la cabeza indicando que no había ningún tipo de peligro.
Tardaron más de lo que creyeron en llegar a la celda donde tenían a Ryoma encerrado intentando evitar ser vistos. Sólo quedaba ésa y en el resto no lo vieron. No podía estar en otro sitio. Y sin embargo, una vez delante de la puerta, no sabían cómo entrar pues estaba cerrada con llave.
– Vaya… En este detalle no hemos caído… A saber dónde está la llave y si hay un carcelero con ella, no lo hemos visto…–comentó pensativo Steve a lo que Kruma, con una mueca, medio gruñó:
– ¿No nos dirás de buscar la llave no? Sin saber dónde está… es muy arriesgado. La mejor opción es tirar la puerta abajo y salir corriendo tras el escándalo que montemos, je…
– Eres lo que no hay…
Haikun, sin mencionar palabra, se posó frente a la puerta, se sacó unos pequeños y delgados objetos que tenía guardados en su ropa y los introdujo en la cerradura. La forcejeó durante unos segundos hasta que finalmente la abrió. Aquello les dejó a todos asombrados y Tsuyo no dudó en entrar cuanto antes.
Esta celda era totalmente distinta del resto. Cabía destacar el reducido espacio y la poca luz que entraba. No tenía ningún tipo de objeto, ni siquiera paja, que pudiera servirle para descansar. Solamente tenía dos cadenas pendiendo del centro del techo y éstas sujetaban las muñecas de Ryoma al que le hacían mantenerse colgado, casi de pie, con los brazos en alto y el cuerpo alicaído con señales, en la parte superior que habían dejado sin ropa, de haber recibido latigazos y con moratones. Pese a ser de complexión fuerte, se le notaba bastante débil; seguramente ni tan siquiera le alimentaron bien en este tiempo.
– Lord… Lord Ryoma… –a Tsuyo le apenó verlo en aquellas circunstancias y acudió enseguida a él intentando averiguar cómo sacarle de allí.
– …… T… Tú… –Tsuyo le escuchó balbucear y vio cómo intentaba mover su cabeza para cruzarse las miradas.
– ¡Lord Ryoma! No se preocupe, le voy a sacar de aquí.
– Por… ¿Por qué…?
– Je, a esa pregunta se le pueden sacar muchas respuestas. Pero principalmente para devolverle el favor por habernos tratado a todos tan bien y asumir mis responsabilidades. Además, por lo que veo, Wilnom le necesita mucho más a usted que a otra persona. Aguarde, voy a llamarles. Necesito de su ayuda para sacarle de aquí.
Ryoma vio entrar junto a ella a Haikun y a Kruma quienes rompieron las cadenas y decidieron hacerse cargo de él. Se asombró al ver a los demás una vez fuera y por su mente se le pasaron muchas preguntas pero no tenía fuerzas para nada y se dejó llevar.
Se demoraron de nuevo, ahora para volver y por la misma razón de antes. Sin apenas darse cuenta, el cielo empezó a amanecer y prosiguieron algo nerviosos. Llegaron a la entrada de las alcantarillas e iniciaron a bajar. Steve estaba descendiendo cuando de pronto Tsuyo, la última que quedaba en ir abajo, fue avistada por un soldado de Noroend que de lejos le llamó la atención:
– ¡Eh, tú, muchacha, ¿qué haces ahí?!
Steve se alertó y Tsuyo, sin girar la cabeza hacia él, mirando hacia la pared, dijo:
– Id vosotros. A mí ya me ha visto, pero si os sigo sabrán por dónde buscarnos y no debemos permitir que nos cojan, menos con Lord Ryoma.
– ¡Chica ¿me oyes?! –el soldado empezó a acercarse.
– ¿Estás segura de ello? –le preguntó Steve.
– Sí, es mejor así. Me las apañaré. Ya vendréis a por mí. Corred.
– Vaya manera de estrenarte como líder, sola en medio de campo enemigo… Aguanta pero sobretodo no pelees para evitar que te puedan coger.
– ¡¡Chica!! –el soldado le gritó una vez la tuvo delante, sin ver ni oír cómo Steve cerraba la tapa de las alcantarillas.
– ¡¡YO!! ¡Lo siento! Es que… Me había perdido y me he quedado quieta pensando en el camino de vuelta, jeje… –Tsuyo ahora intentaba interpretar para no ser descubierta pero realmente se le daba mal y su vestimenta y equipo no ayudaba mucho.
– ¿Sí? ¿Y dónde quieres ir, a casa? –el soldado la miraba de arriba abajo. – Oye ¿y qué haces con ese bastón? No me digas que sabes luchar con él…
De repente reinó un profundo silencio hasta que el soldado pareció darse cuenta y reconocer su ropa:
– ¡Un momento! ¡Tú eres de los rebeldes!
En decir aquello, Tsuyo sonrió y le empujó con su cuerpo para salir corriendo de allí mientras el soldado anunciaba a los cuatro vientos que se había infiltrado una rebelde en la ciudad.

– ¡¿QUÉ?! ¡¿En qué piensa Tsuyo?! –Taiki quería ir para ayudarla, pero Kruma lo arrastraba por aquellos pasadizos para que no cometiera ninguna estupidez.
– Zagal, cálmate. ¿No ves que si vas ahora con ella no te queda otra que correr todo el rato? Es mejor que saquemos a este hombre de aquí, nos reunamos y vayamos de nuevo a la ciudad.
– Además, si el plan de mi padre sale bien, no debemos preocuparnos por nada.
Steve, mientras se dirigían hacia el exterior, con su runa agua intentaba que la salud de Ryoma mejorase, pero aún así necesitaba alimentarse y reposar.

Tsuyo, con tal de no inmiscuir a ningún ciudadano y de no cruzarse con nadie de Helraxe y Noroend, se dirigió al edificio que constaba sólo de cuartos en el que dormían los soldados de Wilnom, el mismo lugar donde Ryoma les dio cobijo a ella y a los suyos. Fue el único lugar donde vio que podría esconderse. Y sin embargo no tuvo en cuenta la información que se le dio sobre los soldados invitados y su hospedaje. No cayó en la cuenta que aquel sitio sería el primero en el que estarían la mayoría pero afortunadamente un gran número ya hacía rato que partió con Jasón hacia el castillo. Aún así, en uno de los pasillos vio a unos pocos y del sobresalto entró en la primera habitación que tenía más cerca cerrando la puerta de golpe. Allí fue sorprendida por algunos soldados de Wilnom que se estaban acabando de colocar las armaduras.
– ¡Lo siento! Jeje, vosotros seguid a lo vuestro, si no os importa, me quedaré en este rinconcillo. –dijo algo apurada sin saber si ellos la delatarían o la ayudarían y se quedó en la esquina a su derecha observando todo el rato la puerta.
– Tú debes ser la rebelde que andan buscando y que se nos ha ordenado capturar ¿verdad?
Se le aproximó uno de ellos de pacífico semblante para conversar con ella que no se le ocurrió otra opción que quedarse allí quieta. Acto seguido pudieron escuchar desde fuera a varios hombres gritar que Lord Ryoma había escapado, que lo habían sacado de allí e inmediatamente abrieron la puerta de aquella habitación.
Eran hombres de Helraxe que preguntaron por Tsuyo y a la que no pudieron ver ya que se situaba detrás de la puerta. Ella no decía palabra y se aguantaba la respiración.
– Esa rebelde a la que buscáis –contestó el mismo hombre de semblante tranquilo. – no la hemos visto aún, de hecho íbamos a salir en su busca ahora.


– ¡¡AH, SOLTADNOS PANDA DE LEÑOS, LILIPENDOS, VÁNDALOS, MOHARRACHES!! –Aideen se desquitaba a gusto con los soldados de Noroend y Helraxe que les apresaron a ella y a su primo y eran llevados al centro de la plaza de la ciudadela.
– ¡¡Litris, qué hemos hecho ahora!! ¡Con qué derecho nos tratáis así!
Intentaban sacarse de encima a aquellos hombres en vano y durante el recorrido les llovió a los soldados una sarta de improperios hasta llegar al centro de la plaza donde les esperaban el Lord y Alaya. Alrededor de ésta estaban los pocos soldados que Jasón dejó con Alaya y los de Wilnom. Y poco a poco algunos curiosos ciudadanos empezaron a asomar.
– Háyase visto semejante arrabalera. –comentó el Lord una vez los tuvo delante y Mark no dudó en dirigirse a él de igual modo:
– ¡Y usted es un auténtico bellaco, astroso y malquisto! ¡Y con eso me quedo MUY corto!
El Lord intentó ignorar esos denuestos y fue directo al grano:
– Habéis sido traídos aquí de esta manera porque resulta que ese felón de Ryoma no está en su celda. ¿Sabíais algo al respecto? –paró unos momentos y continuó. – Supongo que por la cara que habéis puesto, no, no sabíais nada. Pero ¿recordáis qué pasaría si Ryoma era sacado de su celda? Que uno de vosotros dos ocuparía su lugar y él sería ejecutado. Sin embargo, no hay hombre al que ejecutar. ¿Qué debería hacer?
Nadie respondió.
– Esta hermosa mujer aquí a mi lado, –hizo referencia a Alaya. – en cambio está convencida de que vosotros dos sí sabéis algo, razón por la que os dejasteis convencer tan rápido por los rebeldes y volver hace seis semanas sin ellos. Así que si eso es cierto, os convierte a vosotros dos también en unos traidores y no me dejáis otra que mandaros a ejecutar. Aunque si me decís el paradero de Ryoma, tendréis suerte que uno de vosotros sobreviva aunque se quede por siempre en esa celda. Siempre y cuando podáis demostrarme que no sois cómplices de nada de esto.
Ambos familiares estaban entre la espada y la pared. No sabían qué hacer, qué decir, cómo demostrar nada. En su interior se alegraron de que su amigo y señor hubiera sido liberado de aquel lugar, pero en ningún momento pensaron que aquello podría acabar de aquel modo.
– ¿No decís nada? –preguntó impaciente el Lord sin recibir respuesta. – Supongo que este silencio habla por sí solo. Así que ya podemos empezar la ejecución.
– ¡¿Cómo?! ¡¿Ya mismo?! –se exaltaron ambos primos y Alaya contestó en lugar del Lord.
– Sí. Si no sabéis demostrar lo contrario, es que también sois traidores y lo mejor con gente como vosotros es no alargar la espera para ser ajusticiados. De hecho voy a tomarme la molestia de ser yo quien os haga este favor, juju.
Ella preparó la lanza y los soldados obligaron a la fuerza a posicionar a los ‘traidores’ para la ocasión aunque tuvieran que darles golpes con las piernas.
Alaya, caminando a un lado y a otro, miraba a cuál de los dos escogería primero cuando de pronto vio un fulgor que se dirigía hacia ella y que logró esquivar realmente por poco. Todos, con los ojos bien abiertos, observaron el pequeño trozo de suelo que resquebrajó aquella luz y enseguida se giraron para ver de dónde vino:
– ¡TÚ! –gritó Alaya mientras el Lord pegó un gritito agudo.
– Ellos no han tenido nada que ver en esto. Todo ha sido obra mía y de los míos. ¿Es que acaso no nos creíais suficientemente capaces? ¿O necesitabais culpables como sea porque no sois aptos para capturarme siquiera? –Tsuyo, con un aspecto algo cansado por el uso de la runa, sumado a no haber descansado en todo el día, se dirigió hacia el centro.
“– ¿Ha venido ella sola? ¡Imprudente!”
“– ¡¿Pero qué pretende?! ¡No te hagas la heroína y sal corriendo!”
Pensaban ambos primos mientras el Lord protestaba.
– ¿Los tuyos? –pronunció Alaya con altanería. – ¿Y dónde están? ¿Te han dejado sola? Ju, son sensatos y unos cobardes de los que no hay que fiarse si te han dejado aquí. Eso demuestra que sois un grupito de nada. ¿Qué vais a hacer contra todos nosotros? Sois tan poca cosa que nos causa risa y tú eres una don nadie.
– Te equivocas. –le reprochó ella. – Soy Tsuyo, líder del Ejército del Fénix del Castillo Dragón y ellos van a venir y a traer a Lord Ryoma.
Aquellas palabras fueron verdaderamente inesperadas. Todos empezaron a hablar pero es algo que le molestaba tanto al Lord, que se irritó al saber que bautizaron el castillo que él quería tomar, como a Alaya que quería frenar aquello como fuera y alzaba más su voz para que todos escucharan:
– No me creo que vengan ni que hayan dejado a la líder sola frente al peligro ¡es inaudito! Y no te creas que por tener unos nombres vas a salir ganando porque seguís siendo los mismos mediocres. Además, seguro que tu plan de rescatar a este Ryoma es para ganarte la confianza de su gente ¡admítelo! ¿Y sabéis por qué es? –soltó la pregunta a toda la gente allí sin esperar respuesta y prosiguió. – Porque ella, ni más ni menos, tiene la Runa Verdadera Espejo del Alma ¡¡SÍ!! La que llevó el villano rey que tan mal causó en el continente. ¡Por eso os quiere comprar ‘salvándoos’ al antiguo Lord! Porque sabe que nadie en su sano juicio la apoyaría porque le temerían y no confiarían en ella. ¡A saber en qué dichoso momento serías capaz de traicionarles y hacerles dios sabe qué con ESA runa!
En acabar su discurso pudo comprobar que en mayor o menor medida debió surtir efecto escuchando lo que algunos hablaban de Tsuyo y su runa y poniendo en duda muchas cosas. Gozó mucho de ese momento hasta que todas las voces callaron de repente al escuchar una voz masculina que se dirigía al centro de la plaza.
– Yo sí la apoyo.
Todos se asombraron sobremanera ver aparecer allí mismo a Ryoma, aún débil pero con la fuerza suficiente para caminar. Junto a él le acompañaban Steve, Taiki y Kruma.

– Ya hemos venido, Lady Tsuyo. –anunció Steve contento. – Todos estamos aquí, dentro de la ciudad.
“– ¡¿Qué?! ¡¿Todos?! Entonces ¿significa que ahora en el castillo no hay nadie?” –razonaba inquieta Alaya. “– Si la nota decía… Y Jasón ha marchado hacia allí… ¡No puede ser! ¡¿Ha sido una estratagema para sacarnos de aquí y que ellos se infiltraran más fácilmente?! ¡Malditos insectos!”
Nadie hizo nada, se mantenían en su lugar observando a Ryoma acercarse a Tsuyo y pusieron mucha atención en lo que diría y lo que sucedería ahora.
– Lady Tsuyo, –dijo con un tono muy amable al llegar frente a ella. – quisiera preguntarle una cosa. ¿Vuestro padre se llamaba Jerath?
Ella asintió sin saber el motivo de la pregunta, pero pronto le dejó parada la reacción que tuvo la gran mayoría.
– ¿Jerath? ¿Ha dicho Jerath?
– ¿El mismo que dio su vida por Sir Thiago?
– ¿Thiago? ¿Ese hombre no era el tío de la alcaldesa Priscilla?
– ¡Vaya sorpresa! ¡Eso lo cambia todo!
Entonces, Ryoma decidió arrodillarse como un caballero y dijo:
– Lady Tsuyo, por favor, permitid que me una a vuestra causa. Permitid que forme parte de vuestro Ejército del Fénix.
Tsuyo, conmovida, apenas pudo abrir la boca cuando Alaya estalló:
– ¡Ya basta! Él es un traidor ¡todos, a por ellos!
– ¡Eso, id todos, por Tyrian! –aprovechó el Lord para mandar a los suyos, pero tan sólo los que estaban al mando de Alaya respondieron y fueron a por Ryoma y Tsuyo; incluso quienes tenían inmovilizados a Mark y a Aideen, dejándoles libres.
Antes de que pudieran herirles, sus ataques fueron interceptados por Kruma, Taiki y Steve, quienes lucharon contra ellos. Seguidamente recibieron el apoyo de Mark y Aideen que parecían disfrutar de la situación.
– ¡¡Kyeeehh!! ¡¡¿Vosotros también?!! –chilló con histeria el Lord a lo que Mark contestó sin dirigirse directamente hacia él:
– Je, parece que este echacantos aún no se ha enterado de que nosotros sólo obedecemos y debemos lealtad a Lord Ryoma.
Tsuyo hizo levantar a Ryoma mientras sus amigos combatían a los soldados procurando que nadie les alcanzara. Pronto, varios soldados quedaron heridos y en el suelo; y el combate tomó una pausa para recuperar, todos, un poco el aliento.
– ¡¿Cómo se puede ser tan ineptos?! ¡¡Son sólo cinco individuos!! –Alaya había perdido los nervios. – ¡¡Tú, supuesto Lord de Wilnom, haz el favor de mandar a los tuyos para que acaben con los rebeldes y los traidores!!
– ¡S-Sí! ¡Vosotros, ya la habéis escuchado! ¡No dejéis que escapen y si es necesario, acabad con ellos, rápido! ¡Rápido!
Los soldados de Wilnom tardaron en decidirse pero finalmente sacaron sus armas. No obstante, no fue con el fin que Alaya y el Lord querían pues se acercaron a ella y a los soldados de Noroend y Helraxe y con las armas apuntaron a sus espaldas.
– ¡¿Qué hacéis?! –preguntó Alaya enojada.
– No vamos a cumplir esa orden.
– Nosotros también seguimos estando al servicio de Lord Ryoma.
– Y cuenta con nuestro apoyo y compañía siempre que lo necesite y allá a donde vaya.
– Así que marchad, vosotros ya no sois bienvenidos en esta ciudad.
– ¡Eso, marchaaad! ¡Así estaremos mejor! –se atrevieron a manifestar algunos ciudadanos.
– Comparando la temporada que se hospedaron aquí los rebeldes con la que os habéis quedado vosotros ¡también apoyo a los rebeldes!
– ¡Y tanto! ¡Al menos ellos han sido más amables, generosos y agradecidos que todos vosotros juntos!
“– ¡¿Cómo puede estar pasando esto?!” –Alaya se mordía el labio pensando en una solución pero viéndose superada en número su única opción fue huir de allí lo antes posible y mandó retirar a todos los soldados. En su carrera hacia la salida vio que, efectivamente, en la ciudad estaban todos los rebeldes.
– ¡¿Qué habéis hecho?! ¡Nos hemos enemistado con Helraxe y Noroend! Como no lo solucionemos ¡podría estallar en una guerra! –antes de que el Lord continuase con su desagradable tono, Ryoma sentenció:
– Ya estamos en guerra.
El Lord, al verle allí tras lo que le hizo, no supo qué decirle ni cómo actuar. Mark se le acercó crujiendo los huesos de sus puños.
– Lord Ryoma, amigo, este hombrecillo de aquí se merece que le den una lección. ¿Puedo?
– Hmmm… Tengo en mente algo mejor para él. Pero por ahora encerradle.

Aquellos momentos eran dignos de celebrar. Ryoma estaba rodeado de su gente que lo había echado mucho en falta y Tsuyo se reunió con sus compañeros. En ese mismo día, el Lord fue aprisionado y Aideen y Mark, junto al resto de soldados, agradecieron a Tsuyo y a los demás que cumplieran su promesa y de salvarles la vida. Se dieron la mano creando un vínculo más fuerte entre todos.
Todo eran buenas noticias y un buen comienzo para el ejército llamado Fénix.
Se quedaron instalados en la ciudad alrededor de dos semanas, el tiempo suficiente para que la tormenta pasase y asegurarse que Jasón volvió hacia Helraxe antes de regresar al Castillo Dragón.
Minami se encargó de cuidar a Ryoma para que acabara de recuperar las fuerzas y tener buena salud. Y una vez estuvo curado, se encargó de darle un castigo al Lord, el ministro que le apuñaló por la espalda. Fue obligado a escribir, para que constara en papel, lo que realmente pasó y quién fue el traidor. Estuvo obligado a renunciar al título de Lord de la Ciudad de Wilnom y a devolvérselo a Ryoma, por supuesto, también quedó escrito. Tras esto, se le despojó de todo el dinero que tenía y guardaba, se le despojó de todos sus bienes, sus pertenencias, desde la mansión que compró hasta objetos personales como la ropa; dejándole tan sólo con la que ya llevaba puesta, con cien potch para sobrevivir y desterrado de la ciudad. Aquel era el castigo; quedarse sin hogar, sin tener nada, obligado a vagar por las calles y caminos con dinero insuficiente lejos de donde siempre ha vivido. Aquel era el castigo que se buscó por ser una persona egoísta y mezquina que mientras tenía la vida solucionada no le importaba lo más mínimo si la demás gente se quedaba sin hogar o se moría de hambre. Aquel era el castigo para que sufriera en sus propias carnes lo que pasan algunas personas gracias a gente como él y para mostrarle que pese al estatus que se tenga, cualquiera podría acabar en esa situación.

Por otro lado, Tsuyo llevaba días preguntándose cómo era posible que su padre fuera tan conocido pero al menos supo que el hombre por el que su padre dio la vida, Thiago, era el tío de Priscilla, razón por la que ella se sorprendió mucho en su día al saber quién era el padre de Tsuyo. Seguro que ella sabría explicarle mejor sobre el asunto en un futuro. De todos modos tenía curiosidad de preguntar a Ryoma cómo supo que ella era hija de Jerath. Intentaba localizarle y hablar con él pero estaba normalmente ocupado. Tuvo el momento de verle cuando él la llamó para tratar un tema. Él tenía claro ir con ella al castillo y Mark y Aideen, como buenos caballeros y amigos, también querían subirse al barco. Sin embargo Ryoma pensó que era mejor que uno de ellos se quedase en la ciudad para cuidarla mientras él residiría en el castillo. Así que pidió a Tsuyo que escogiera a uno de ellos dos. Era una decisión difícil y Aideen, viéndola tan indecisa, no dudó en insistirle todo el rato que la escogiera a ella. Hubo una pequeña discusión amistosa entre los primos pero finalmente ganó Aideen. Tsuyo no pudo decirle que no.
Cuando todo se calmó y tuvo unos momentos a solas con Ryoma, aprovechó para preguntar:
– Disculpe, Lord Ryoma. Llevo días pensando… ¿cómo sabía que Jerath era mi padre?
Ryoma mostró una leve sonrisa e hizo el amago de decir una cosa pero enseguida calló y dijo esto otro:
– El nombre de vuestro padre se hizo bastante conocido hace ya unos años. Y aunque no lo conocimos, Sir Thiago lo tenía muy presente y hablando de él solía describirlo con detalle… Y te pareces mucho a él… –sin despedirse salió del cuarto, dejando a Tsuyo muy desconcertada, mientras se sumergía en sus pensamientos.

[El golpe que dio la puerta al cerrarse le despertó y vio delante suyo a una mujer:
– Usted… Es Zinna… ¿Qué hace aquí?
– Me han dado poco tiempo, así que seré breve, Lord Ryoma.
Él puso mucha atención.
– Lady Priscilla me ha enviado para darle un mensaje solamente a usted.
– ¿De qué se trata…?
– Quiere que sepa que el padre de Tsuyo es Jerath.
– ¿Jerath? ¿Ese Jerath?
– Sí.
– ¿Y por qué se ha molestado tanto para hacerme notificar algo así? ¿Qué pretende?
– Según ella, que Tsuyo no tenga un camino tan difícil.
– Un momento. ¿Acaso Lady Priscilla está de parte de Tsuyo y los rebeldes?
– No. Tampoco está en su contra. Simplemente al margen. Sin embargo, dice que le interesaría mucho ver a cuántos corazones es capaz de otorgarles fuerzas y esperanzas. Ver cuántos corazones van a confiar y depositar sus vidas en ella.]"



****************************

¡¡Atención lectores y seguidores!!
¡¡Empieza el Buzón de Cartas!!


Esta pequeña y curiosa sección ha surgido porque en todo Suikoden hay un buzón de sugerencias donde se le escriben cartas dirigidas al líder.
En principio dice sugerencias, pero ahí ha caído todo tipo de cartas (risas) y todo jugador de Suikoden podría verificarlo.
En un principio no tenía claro si adjuntarlo a los episodios o hacerlo aparte. Así que pregunté a mis allegados y prefirieron que fuera algo aparte. Algo como los episodios Extras pero en el que se ven las cartas. Es decir, un episodio (más corto que los Extras) en el que Tsuyo revisa dicho buzón y lee las cartas que haya y tras eso sucedan algunas cosillas (dependerá de las cartas (risas)).

Y me encantaría que (si estáis inspirados) os animárais a escribir alguna carta dirigida a Tsuyo. No os apureis, que es la mar de sencillo. :3
Lo dejo mejor puesto con pautas:

·'La carta' mejor breve que extensa (así que no hace falta que huyais despavoridos (risas)). Con que sea con 2-3 frases como mucho, no hace falta extenderse. Por ejemplo:
-Hola Tsuyo. No sé qué decirte, escribo por puro aburrimiento y aprovechar que me han regalado papel. Nos vemos. 'Fulanito'.
xDD

·Dónde escribir 'la carta'.
En un comentario aquí abajo.
Así de sencillo. Yo ya cogeré vuestro comentario y lo pondré en una carta para la ocasión.

·Cómo escribo 'la carta'.
Como si fueras una persona allí presente.
Como si conocieras a Tsuyo y te diriges a ella directamente (risas). Puede ser anónima, porque no tengas en mente quién podría escribirla (y yo, según lo escrito, determine a qué persona le queda mejor) o directamente decir: pues esto "carta" creo que le pega que lo diga/escriba 'Fulanito' (por supuesto, que sea de alguien que esté en el castillo/forme parte del ejército. Por ejemplo, una carta que venga de Borja no me sirve. xDDD).

·Qué escribo en 'la carta'.
Lo que quieras, desde cualquier tontería, pequeñez, de 'uno mismo' (de alguien que quieras interpretar), opinar de cosas, etc.
siempre y cuando sea del mundo Suikoden y del Fic.
Es decir, obviamente preguntas como ¿Cocacola o Pepsi? nada de nada (risas) y lo que sea de "nuestro mundo".
Ejemplos:
-Buenaaas, cómo va?? Oye puedes hacer algo? Creo que tengo goteras en mi cuarto! Danka.
-El otro día paseaba por el campo y ¿sabes qué? ¡Me encontré un trébol de 4 hojas! =D Tryzzia
-¿Para cuándo un señor chef? ¡Echo de menos buena comida y hay que mantenerse sanos! Minami
-Qué tal zagala? Tú que eres mujer ¿por qué aquí las mujeres son tan difíciles? Kruma.
-¿Sabías que el señor Kyohaku viene de la República de Toran? Se dice que allí nacen muy buenos estrategas. Mathius.

·Cuántas cartas pondré por episodio:
Depende. En mente tengo unas 5, creo que está bien. Si en comentarios recibo 3-4, pues agrego 1-2 hasta 5 (risas). Si llega justo, no me invento ninguna. Y si sobrepasa de 5, si no son muchas, pues las agrego al episodio. Si son muchas, muchas (que no creo xD) haría 2 partes.
Y si hay alguna carta que yo creo conveniente crear y tenga que aparecer sí o sí, la agrego independientemente de la cifra.


 Espero no olvidarme nada más, que quede claro y os animéis. Gracias a todos. =D

Nos vemos. ^^



160